Rinoplastia

¿En que consiste una Rinoplastia?

Es la reconstrucción o cambio de forma de la nariz con fines funcionales o estéticos.

Al planificar la rinoplastia, se considerarán sus características faciales, la piel de su nariz y lo que le gustaría cambiar. Si es candidato para la cirugía, se desarrolla un plan personalizado para usted.

Principales indicaciones

Deformidades estéticas y funcionales relacionadas con la forma de la nariz o inconformidad con la apariencia de la nariz

Principales contraindicaciones

Perforacion septal grande / Uso de cocaína / Granulomatosis de Wegener / Linfoma

Técnica quirúrgica

Se realiza bajo anestesia general. En ocasiones deberá hacerse una incisión pequeña y casi imperceptible en la columella. Se diseca la punta y dorso nasal permitiendo visualizar y modificar la forma y tamaño de las estructuras de la pirámide nasal. Por lo regular se complementa con septumplastia y/o turbinoplastia.

Posoperatorio

Suele ser muy bien tolerado, no es doloroso la gran mayoría de las veces, lo más molesto es la sensación de taponamiento nasal similar a una gripa. La férula intranasal se retira en una semana aproximadamente; si hay necesidad de puntos de sutura y/o férula nasal externa ya sea de yeso o Aquaplast®, se retiran a la semana. Puede realizarse de manera ambulatoria con un máximo de estancia hospitalaria de 1 día. Habitualmente podrá regresar a trabajar a la semana.

Complicaciones importantes a mencionar, el sangrado es la complicación más frecuente. Sinequias (formación de puentes cicatrizales entre los cornetes y la pared de la nariz). El resto de las complicaciones realmente son raras: Hematoma septal, infección, perforación septal, deformidad externa de la nariz, anosmia (falta de olfato), ozena (formación de costras y mal olor de la nariz).